martes, 14 de diciembre de 2010

Teólogo Leonardo Boff asegura que Iglesia católica vive "la peor crisis"



El teólogo brasileño Leonardo Boff aseguró hoy en Ciudad de México que la Iglesia católica vive "la peor crisis" por los casos de pedofilia que involucran a sacerdotes y por "la acumulación de poder de clérigos y la Santa Sede".
Boff, uno de los más destacados representantes de la teología de la liberación, consideró que esta crisis ha provocado que cada vez "haya más fieles que emigran hacia otros cultos".
"Esta profunda crisis que enfrenta la Iglesia católica es peor que la de la Reforma", insistió al responsabilizar a los "obispos, cardenales y presbíteros" de esta situación y no a los fieles.
Boff impartió hoy la conferencia magistral "Iglesia y Nuevos Retos" en Casa Lamm, en Ciudad de México, invitado por organizaciones como el Centro Nacional de Comunicación Social (Cencos).
El filósofo y escritor brasileño cuestionó el liderazgo del Papa Benedicto XVI al aseverar que aunque es "un gran profesor de teología (...) no tiene la altura de un pastor para encabezar a más de mil millones de personas".
Con respecto al fenómeno de la pedofilia, y que en los últimos años ha puesto en jaque a la Iglesia católica, Boff consideró que esta situación se agudizó con el apoyo que en su momento brindó Juan Pablo II al sacerdote mexicano Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo, involucrado en pedofilia.
"Es una de las peores vergüenzas para El Vaticano (...), Maciel era un pecador público, un criminal, un ladrón, un pedófilo que incluso agredió a sus propios hijos", dijo.
El sacerdote mexicano Marcial Maciel (1920-2008), fundador de la congregación Legionarios de Cristo, fue enviado a retiro en 2006 por Benedicto XVI por los abusos que cometió durante décadas.
El pasado 1 de mayo el Vaticano confirmó los "gravísimos y objetivamente inmorales" comportamientos de Maciel.
Para Boff, "la Santa Sede, con todo el poder que posee, ha intentado aliviar la gravedad de la situación, primero diciendo que eran calumnias, envidias y un complot que al final de cuentas tuvo que aceptar pero no tratando los abusos como crímenes sino como pecados".

No hay comentarios:

Publicar un comentario