miércoles, 31 de marzo de 2010

El santo bebedor de Roth


Roth en El Santo bebedor, intenta reflejar la lucha de un personaje por conseguir un objetivo, su incapacidad para lograrlo, las dificultades que la propia vida le ofrece, la búsqueda infructuosa, el volver a intentarlo cada día, el enfrentarse a nuevos retos, el sentirse un privilegiado dentro de su miseria, en fin, el camino más que la meta. El autor trata con cariño al personaje, con paternalismo, moralizando sobre su improbable redención, como mostrándonos lo que tiene de doctor Jekyll y de mister Hyde, y ya sabemos que el doctor no fue el ganador en la novela de Stevenson. En esta alegoría de Roth, quien se convirtió al cristianismo en sus últimos años, hay una apuesta por la vida, por el día a día. Un libro breve, ameno, interesante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario