viernes, 19 de octubre de 2012

El dilema de Blaise Pascal acerca de la creencia en Dios



Sin duda la literatura clásica francesa no sería total sin la obra: “Pensamientos (Pensamientos sobre la verdad de la religión cristiana)” del filósofo y matemático Blaise Pascal, que fue publicada póstumamente por la familia del pensador. La prosa de Pascal de estilo directo, racional, seco y aun así elegante, son una de las aportaciones a la discusión del tema de Dios y la creencia en él. Cabe mencionar que el pensador francés también estuvo íntimamente ligando a las ciencias exactas y por supuesto a las matemáticas. Sus experimentos se anticiparon a la creación del Barómetro (Instrumento que sirve para determinar la presión atmosférica) y la máquina de cálculo. Fue Blaise Pascal, un apologista de la religión cristiana y es precisamente con su obra: “Pensamientos” donde se dedica a reflexionar sobre el tema de Dios. La apuesta de Pascal es un argumento creado en una discusión sobre la creencia en la existencia de Dios, basado en el supuesto de que la existencia de Dios es una cuestión de azar. El argumento plantea que, aunque no se conoce de modo seguro si Dios existe, lo racional es apostar que sí existe. "La razón es que, aún cuando la probabilidad de la existencia de Dios fuera extremadamente pequeña, tal pequeñez sería compensada por la gran ganancia que se obtendría, o sea, la gloria eterna."[ ]Básicamente, el argumento plantea cuatro escenarios: 1.- Puedes creer en Dios; si existe, entonces irás al cielo. 2.- Puedes creer en Dios; si no existe, entonces no ganarás nada. 3.- Puedes no creer en Dios; si no existe, entonces tampoco ganarás nada. 4.- Puedes no creer en Dios; si existe, entonces no irás al cielo. Como podemos observar este argumento sobre la creencia o no en Dios, está íntimamente ligando con la teoría de la probabilidad que fue el mismo Pascal, quien sentó las bases para esta rama de las matemáticas. Desde entonces y hasta hora el dilema pascaliano de creer o no en Dios es solamente una apuesta.

Breve Biografía
Blaise Pascal (Clermont-Ferrand, Auvernia, Francia, 19 de junio de 1623 - París, 19 de agosto de 1662) fue un matemático, físico, filósofo y teólogo francés, considerado el padre de las computadoras junto con Charles Babbage. Fue un niño prodigio, educado por su padre, un juez local.
Sus primeros trabajos abarcan las ciencias naturales y aplicadas, donde realizó importantes contribuciones para la invención y construcción de calculadoras mecánicas, estudios de la teoría matemática de probabilidad, investigaciones sobre los fluidos y la aclaración de conceptos tales como la presión y el vacío, generalizando la obra de Evangelista Torricelli. También escribió en defensa del método científico. Pascal fue un matemático de primer orden. Ayudó a crear dos grandes áreas de investigación, escribió importantes tratados sobre geometría proyectiva a los dieciséis años, y más tarde cruzó correspondencia con Pierre de Fermat sobre teoría de la probabilidad, influenciando fuertemente el desarrollo de las modernas ciencias económicas y sociales. Siguiendo con el trabajo de Galileo y de Torricelli, en 1646 refutó las teorías aristotélicas que insistían en que la naturaleza aborrece el vacío, y sus resultados causaron grandes discusiones antes de ser generalmente aceptados. En 1646 su familia se convirtió al jansenismo, y su padre murió en 1651. Sin embargo, tras una profunda experiencia religiosa en el año 1654, Pascal sufrió una "segunda conversión". Abandonó las matemáticas y la física para dedicarse a la filosofía y a la teología, publicando en este periodo sus dos obras más conocidas: Las Lettres provinciales (Cartas provinciales) y Pensées (Pensamientos). Ese año también escribió un importante tratado sobre el triángulo aritmético. Entre 1658 y 1659 escribió sobre la cicloide y su uso en el cálculo del volumen de los sólidos. Pascal tuvo una salud muy endeble a lo largo de toda su vida, y su muerte acaeció dos meses después de haber cumplido 39 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada